En Teachlr nuestro equipo está en la búsqueda continua de aprender nuevas cosas.

Estamos suscritos a un montón de boletines, nos unimos a todo webinar interesante y seguimos a muchísimos expertos e influenciadores por redes sociales. Esto nos permite recibir y consumir información clave que, como emprendedores digitales, debemos conocer. Estar pendientes de las nuevas tendencias es primordial para ser innovadores y evolucionar nuestro proyecto.

Hace algunos días, leímos un post escrito por Jesse Bouman de Zapier, Side Projects: How Companies Turn Moonshot Ideas Into Profitable Businesses. El artículo revisa y analiza cómo las compañías han usado exitosamente proyectos adicionales para salvar, refrescar o potenciar sus negocios.

El post además de ser interesante e informativo, también estimula el pensamiento: no pudimos evitar contemplar si las estrategias aquí explicadas funcionarían para Teachlr y nuestros usuarios.

Desarrolla proyectos adicionales

Un proyecto adicional es una iniciativa que las organizaciones deciden construir y desarrollar simultáneamente a su producto principal. Suele ser una aplicación o sitio web que sirve como herramienta para resolver un problema común que los usuarios presentan. La inversión de tiempo y recursos en estos proyectos secundarios responde a diversas razones:

Construye tu marca: una aplicación excelente y que además es gratis, posiciona a la compañía como una organización progresiva, atenta con sus clientes y que está formada por personas de gran talento. Esto diferencia a la compañía dándole una reputación destacada en mercados saturados.

Experimenta y aprende: trabajar en cosas no tan urgentes o prioritarias, le permite al talento humano de la compañía refinar y aplicar nuevas habilidades, probar alternativas y descubrir nuevos caminos. Es una una puerta abierta a la innovación.

Capta nuevos clientes: si la herramienta gratuita funciona a la perfección, imaginemos la calidad de los servicios pagos. Un proyecto secundario que está resolviendo los problemas de los usuarios efectivamente, es prueba real de que la compañía tiene la capacidad para construir tecnología de punta. Tal como Jesse explica, “si resuelves el problema de alguien, ya recibes su atención”.

La vida es muy corta como para no divertirse: los proyectos adicionales a veces se inician por pura diversión. Para los millennials, divertirse en el trabajo es cada vez más importante. Además de incrementar la satisfacción en las actividades laborales, la cual está ligada a la productividad, un ambiente relajado y divertido le permite a la gente darle rienda a su creatividad e incubar nuevas ideas que pueden convertirse en pivotes determinantes para los productos existentes. La diversión y el desempeño no tienen por qué ser excluyentes.  

Los proyectos adicionales han demostrado ser estrategias exitosas en grandes compañías y startups. Empresas como Google han fomentado durante mucho tiempo el desarrollo de proyectos adicionales entre sus empleados, como resultado Gmail, Google Transit, Google Talk y Google News fueron incubados como proyectos secundarios. Lo mismo ocurrió en el caso de Twitter y Buzzfeed. El equipo de KISSmetrics aprendió lecciones valiosas sobre las aplicaciones iOS y el comportamiento de los usuarios a partir del desarrollo de My Analytics. Unsplash (somos usuarios fieles) salvó a la empresa madre, Crew.

¿Pueden las experiencias exitosas de los proyectos adicionales en compañías de tecnología replicarse en otros campos como la educación online?

Siendo una plataforma de eLearning, donde las personas vienen a enseñar y aprender a través de cursos online, pensamos que sí.

Hay expertos en todo el mundo que poseen el conocimiento que otros requieren para lograr metas en sus vidas profesionales o personales. El intercambio de conocimiento mueve al mundo y los cursos online se están convirtiendo en un instrumento cada vez más popular para hacerlo realidad.

Estos expertos no necesitan renunciar a sus trabajos formales para poder crear y publicar un curso online. Pueden crearlo cuándo y dónde quieran sin ninguna presión de tiempo.

Los cursos online califican como proyectos adicionales que cuentan con la capacidad de mejorar e impulsar la carrera de quienes los crean:  

Dinero extra: la necesidad de solvencia financiera en medio de una economía fluctuante hace que la gente busque nuevas maneras de percibir ingresos adicionales. Un curso online es una opción viable. Los expertos encuentran el espacio para publicar y vender su contenido en mercados de conocimiento como Teachlr, donde gestionan y retiran sus ganancias directamente desde la plataforma.

Además, tal como los blog posts, los cursos online son contenido evergreen que superan las pruebas del tiempo, ya que abordan temas que se mantienen relevantes mucho después de ser publicados y continúan atrayendo nuevos estudiantes a largo plazo. Califican como fuentes de ingreso pasivas.

Relaciones públicas: un curso online es un excelente instrumento de branding para consultores o profesionales independientes, ya que les permite demostrar públicamente sus habilidades en su área de trabajo. Es evidencia directa de que tienen el conocimiento y a la vez indicador de que proveen un servicio de alta calidad. Además, un curso les permite impulsar su presencia online, puesto que es un canal adicional para alcanzar más clientes.

Organizar y re-aprender: un curso online es una tremenda oportunidad para organizar y repasar el contenido que los expertos manejan. Les permite identificar qué temas requieren más estudio, actualizar su conocimiento e inclusive precisar nuevas tendencias en el campo.

Nuestra experiencia con proyectos adicionales en Teachlr

Dentro del equipo hemos experimentado de primera mano los cambios positivos que un proyecto adicional nos puede brindar.

Teachlr Organizaciones, una escuela online personalizada donde se entrena a empleados, clientes y socios a través de cursos online certificados, de hecho comenzó como un proyecto adicional.

Después de investigar el mercado, aprendimos que las organizaciones necesitan mejorar el desempeño de sus equipos sin incrementar gastos, a fin de optimizar los procesos e incrementar la productividad. Ésta fue nuestra entrada al mundo corporativo y pronto decidimos empezar un nuevo producto en base a la tecnología que ya habíamos desarrollado en Teachlr.com.

Teachlr Organizaciones le ha permitido a nuestra compañía introducirnos en un nuevo mercado creciente, absorber nuevos clientes, expandir nuestro alcance y seguir creciendo.

Los proyectos adicionales impulsan nuevo aprendizaje, y el aprendizaje fomenta el crecimiento.

(Visited 217 times, 1 visits today)