Capacitar a tus empleados ya no es una opción, es una necesidad para que tu organización se mantenga competitiva en un ambiente global cambiante.

Aun cuando muchas empresas reconocen esto como una verdad, muchas no saben por dónde empezar a crear un programa de calidad que les resulte en el mayor retorno de inversión.

Uno de los miedos más comunes se presenta a la hora de contratar expertos para que lleven a cabo el proceso de capacitación. Sin embargo, no hace falta que busques muy lejos… Ya cuentas con la mejor fuente de conocimiento: ¡tus empleados!

Ellos tienen capacidades y experiencia que los hacen únicos. En total, constituyen tu capital humano: un componente que aumenta la oferta de valor que te distingue de tus competidores. Por eso, no deberías dudar en involucrar a tus empleados en el proceso de capacitación de tu organización.

5 Beneficios de empezar tu programa de entrenamiento con tus mejores empleados

1.- Retención del conocimiento

Harvard Business Review publicó un estudio que indica que empresas Fortune 500 pierden un estimado de $31,5 millardos de dólares al año por la falta de transferencia de conocimiento. Fomentar un programa de capacitación basado en el conocimiento de tus empleados te ayuda a mitigar estas pérdidas.

Al documentar los conocimientos de tus empleados, incluyendo aquellos relacionados con los procesos internos de tu organización y las mejores prácticas para cada rol, optimizas su transferencia. Igualmente, aseguras la continuidad de procesos en el caso de partida o retiro de un empleado.

2.- Fomento de la aplicación práctica del conocimiento

Según el mismo estudio mencionado anteriormente, el aprendizaje es más efectivo cuando se hace a través de la interacción con personas en el trabajo. Cuando tus empleados aprenden directamente de sus colegas o superiores, sienten mayor compromiso en aplicar los conocimientos adquiridos. También se genera un intercambio y proceso en el cual el estudiante entiende mejor el por qué de un método de acción enseñado y cómo adaptar de manera óptima las teorías aprendidas, a su rol.

3.- Creación automática de una comunidad de soporte para el aprendizaje

Es temprano en la mañana y uno de tus nuevos empleados está listo para comenzar un gran día de trabajo, pero… de repente se da cuenta de que hay algo que no sabe cómo hacer. ¿A quién puede acudir?

Cuando tus empleados están encargados de la enseñanza, los más experimentados  pueden actuar como mentores. Así, todos tienen claro quiénes son las fuentes de conocimiento dentro de la organización.

Esta comunidad de aprendizaje es un sistema dinámico, pues incentiva la adquisición de nuevos conocimientos que permitan adquirir roles más destacados. A medida que los empleados van dominando los nuevos conocimientos, aquellos que cuentan con mayor experiencia pueden designar nuevos tutores que ayuden a los otros estudiantes, generándose un ciclo que potencia el aprendizaje (Forrester Research)

4.- Fortalecimiento de la cultura organizacional

A través de tu programa de capacitación abrirás espacios para la convivencia, la interacción y el estrechamiento de lazos entre empleados y departamentos en tu empresa (Learning Models for Innovation in Organizations: Examining Roles of Knowledge Transfer and Human Resources Management).

Esto contribuirá a la cohesión de tu equipo y el aumento de satisfacción de tu personal. Tus empleados también se sentirán reconocidos y motivados al tener la oportunidad de compartir sus conocimientos en calidad de expertos, lo cual aumentará tus niveles de retención de personal (Knowledge Management Excellence: The Art of Excelling in Knowledge Management)

5.- Aumento de la productividad y capacidad de innovación de tu empresa

El intercambio de ideas entre tus empleados llevará a la generación de nuevas iniciativas, mejora de procesos y resolución de problemas, contribuyendo a la innovación dentro tu empresa.

Cuando se crea una comunidad de aprendizaje, los empleados se sienten más motivados y felices en su lugar de trabajo. La felicidad de tus empleados se traduce en un aumento de 12% de la productividad de tu empresa, según un estudio de la Universidad de Warwick.

¿Qué opinas? ¿Estás listo para potenciar el aprendizaje en tu organización con tu mayor fuente de conocimientos?

La semana que viene continuaremos con estrategias para que puedas comenzar a gestionar el conocimiento ya presente en tu organización.

(Visited 579 times, 1 visits today)