En el dinámico mundo del aprendizaje en línea, la producción de cursos eLearning no solo requiere conocimientos pedagógicos sólidos, sino también un enfoque creativo y estratégico. Aquí es donde entra en juego el Design Thinking, una metodología que puede transformar la creación de cursos en una experiencia fluida y centrada en el estudiante. En este artículo, exploraremos cómo aplicar el Design Thinking utilizando cinco formas geométricas clave: el círculo, el triángulo abierto, el triángulo cerrado, el cuadrado y la estrella.

  • El Círculo: Revisión y Comprensión del Problema o Proyecto
    Antes de sumergirnos en la creación de un curso eLearning, es esencial dar un paso atrás y entender completamente el problema o proyecto en cuestión. El círculo representa la fase de revisión y comprensión. ¿Cuál es el objetivo del curso? ¿A quién va dirigido? ¿Cuáles son los desafíos específicos que se deben abordar? Este paso inicial es crucial para asegurar que el diseño del curso sea relevante y efectivo.
  • El Triángulo Abierto: Generación de Ideas Creativas
    Una vez que comprendamos el problema, es hora de abrir nuestras mentes a la creatividad. El triángulo abierto simboliza la generación de ideas innovadoras. ¿Cómo podemos abordar los desafíos identificados? ¿Qué métodos pedagógicos podríamos emplear para maximizar el compromiso del estudiante? Este es el momento de dejar volar la imaginación y explorar diversas posibilidades para la estructura y el contenido del curso.
  • El Triángulo Cerrado: Selección de Opciones
    Después de la lluvia de ideas, llega el momento de tomar decisiones informadas. El triángulo cerrado representa la fase de selección de opciones. Aquí, evaluamos cada idea generada durante la fase anterior y seleccionamos las que mejor se alinean con los objetivos del curso. Es muy importante tener en cuenta factores como la viabilidad técnica, el interés del público objetivo y la alineación con los resultados de aprendizaje deseados.
  • El Cuadrado: Definición y Estructuración
    Con las ideas seleccionadas, es hora de darles forma y definirlas claramente. El cuadrado simboliza la fase de definición y estructuración. Aquí, se elabora un plan detallado que incluye la secuencia de lecciones, los recursos necesarios y la metodología de evaluación. Este paso garantiza que el curso tenga una estructura coherente y siga una progresión lógica que facilite la comprensión del estudiante.
  • La Estrella: Celebración e Inspiración
    Una vez que el curso está completo y listo para ser lanzado, es fundamental celebrar el logro y encontrar inspiración para futuros proyectos. La estrella representa la fase de celebración e inspiración. Reconocer el esfuerzo invertido en la creación del curso motiva a los creadores y, al mismo tiempo, inspira a otros a seguir explorando nuevas posibilidades en el mundo del eLearning.

Integrar el Design Thinking en la producción de cursos eLearning es un enfoque que no solo mejora la calidad del contenido, sino que también fomenta la innovación y la adaptabilidad. En Teachlr, entendemos la importancia de este proceso creativo y ofrecemos una plataforma que permite a los creadores subir sus cursos de manera sencilla o contactarnos para crear su propio portal LMS personalizado con Teachlr Organizaciones. Al adoptar el Design Thinking, no solo creamos cursos; creamos experiencias de aprendizaje significativas que resuenan con los estudiantes y generan un impacto duradero. ¡Descubre el poder del Design Thinking y lleva tu curso eLearning al siguiente nivel con Teachlr!

– Mariano Jose Adrián Guilarte

(Visited 46 times, 1 visits today)