Sabemos que las innovaciones han acompañado al hombre desde sus inicios, ayudándolo notablemente a crecer, desarrollarse y evolucionar. Desde la invención de la rueda, hasta la creación de la Inteligencia Artificial, hemos podido presenciar el nacimiento de distintos artefactos que han mejorado la calidad de vida de las personas.

Asimismo, existen numerosos inventos que han cambiado por completo el rumbo de nuestra vida cotidiana.

Una de las razones principales por las que el hombre innova, es para buscar soluciones a problemas existentes. Con la innovación, vienen mejoras, y con mejoras podemos impulsar nuestro futuro. Todas las ideas comienzan siendo bastante pequeñas, buscando aportar algo extra a la comodidad y facilidad de hacer las cosas. Sin embargo, con el pasar del tiempo, la innovación ha pasado a convertirse en algo necesario en la vida del hombre, en algo indispensable para él. Esto se debe a que la creación de innovaciones aumenta la creatividad y productividad, al igual que brinda satisfacción y acelera el coeficiente intelectual. ¡Tiene muchos beneficios!

Si alguna vez has deseado innovar en algo, recuerda que todos los planes iniciaron siendo pequeños o irrelevantes, pero que la mayoría se han convertido en algo esencial en nuestra vida. Quienes inventaron los artefactos que mencionaremos a continuación, probablemente no se imaginaban del gran impacto que tendría su innovación para el mundo; lo que lo hace más curioso todavía.

¡Conoce estos pequeños inventos que tuvieron un gran impacto en la historia!

El clip: creado en 1892, el clip provocó un impacto enorme en la historia. Gracias a la perfecta mezcla entre funcionalidad y estética, logró convertirse en un hit inmediato. El invento nunca fue patentado, pero el original proviene de la marca de origen británico Gem. Hoy en día, en Estados Unidos se producen alrededor de 18 billones de clips cada año.

El tornillo: se cree que los egipcios ya le daban uso a una especie de tornillo, pero el primero en denominarlo de esta forma fue Arquitas de Tarento, en los años 430 y 360 a.C. Sin embargo, en la Edad Media se utilizaban en unas máquinas de tortura llamadas empulgueras. Consistían en colocar los dedos pulgares de la persona a torturar entre dos soportes para aplastar los dedos del individuo, girando una manivela que hacía girar una especie de tuerca sobre un tornillo para acercar los soportes entre sí. Quién diría que su uso variaría tanto, ¿cierto?

El cierre o cremallera: es difícil imaginarnos la vida sin algo tan básico como una cremallera. Fue creado por Gideon Sundback, en 1913 para atar botas altas. Principalmente son producidas en la ciudad de Qiaotu, en la provincia china de Zhejiang, las cuales producen cerca del 80% de los cierres en el mundo, que se traducen en unos 124 millones al año, suficientes para darle cinco veces la vuelta al mundo o de llegar a medio camino entre la Tierra y la Luna. ¡Impresionante!

La bicicleta: la bicicleta fue creada en 1820, originalmente tenía como propósito ser un juguete para caballeros que terminó evolucionando y convirtiéndose en “la forma más democrática de transporte”. Millones de personas utilizaban las bicicletas para trasladarse por las carreteras. ¿Quién pensaría que sería uno de los medios de transporte más básico de la actualidad?

Y como estas innovaciones, existen muchísimas más que llegaron para cambiar el rumbo de la historia. Son una perfecta fuente de motivación para cuando creas que una idea es poco relevante, o que no causará ningún tipo de cambio en la sociedad. ¡Anímate a dejar tu huella en dentro del mundo de la innovación!

-Cristina Gómez

(Visited 88 times, 1 visits today)