En Teachlr creemos que todos tenemos algo que aprender y algo que enseñar. Por eso, fuimos a la Universidad Metropolitana de Caracas y le propusimos a los estudiantes de la asignatura “Tecnologías para el aprendizaje” que escribieran para nuestro blog. Este post es de la autoría de Paola Outeda.

¿Sabías que más de dos tercios de la población mundial NO tiene acceso a Internet?

Muchos de nosotros pensamos que el acceso a la internet es algo común y normal. Pensamos incluso en una comunidad global en la cual todos estamos interconectados. Sin embargo, la realidad es que el acceso a Internet está muy lejos de ser universal y común.

En 2014, sólo 2.484.915.152 millones de personas – el 35% de la población mundial – tenían acceso a internet. Preocupa además que aunque la penetración del Internet está aumentando, la tasa de su aumento se ha desacelerado ligeramente, de alrededor del 15% al año a mediados de los años 2000 a alrededor del 10% a finales de 2014. Si esta tendencia continúa, más de la mitad de la población mundial seguirá estando fuera de línea en 2017 (McKinsey & Company, 2014).

loon01

Pero, ¿quiénes conforman esa población “fuera de línea”?

La gran mayoría de la población mundial vive en países en vías de desarrollo y estos poseen serias fallas en el acceso a internet. No obstante, éste tampoco es universalmente accesible en los países desarrollados, por lo que conviene entrar en detalles.

En los países desarrollados más de 3/4 de la población están en línea. Mientras que en los países en vías de desarrollo se encuentra por debajo de 1/3.

McKinsey, en el informe histórico de McKinsey & Company sobre la brecha digital, describe cuatro grandes obstáculos que impiden el acceso global a Internet: incentivos, asequibilidad, capacidad de los usuarios e infraestructura.

loon02

En los países en desarrollo menos urbanizados, e incluso en las zonas rurales de los países desarrollados, la conexión por cable es inmensamente costosa de instalar.

La principal razón, es que hay que disponer de cables de fibra óptica de banda ancha operado por una variedad de proveedores, además de centros de computadoras de alta velocidad.

Además no sólo la infraestructura de Internet en sí, sino también varios tipos de “infraestructura adyacente” son necesarios para la conectividad a Internet: electricidad fiable, carreteras pavimentadas, entre otros.

Sólo el 24% de los africanos subsaharianos, por ejemplo, tienen acceso a la electricidad. En la India, sólo el 55% de los hogares rurales tienen electricidad. Por lo tanto, la infraestructura de energía es una preocupación básica que impide la expansión de las redes móviles existentes.

¿Qué alternativas existen para ampliar el acceso a internet?

A menos que la expansión de la infraestructura sea más eficiente, la industria no puede servir de manera sostenible a todos. Incluir a la mayoría de la población mundial en la comunidad del Internet, es uno de los más grandes retos de nuestra generación, y ahora podemos ver esperanza con el Proyecto Loon de Google.

loon-4-e1371492291771

Google posee una división especial denominada “X” que trabaja desde 2011 en el llamado Proyecto Loon. Una red de globos de helio viajan por la estratosfera brindando acceso a internet en lugar remotos o con debilidades en infraestructura. Estos globos transportan la tecnología necesaria para proveer de WI-FI de alta velocidad (5G) y servicio de datos a precios muy accesibles.

Viajando alrededor del mundo, estos globos buscan constituir un anillo de dispositivos circunvalando el hemisferio Sur. Se espera que esto sea posible a más tardar en una década y al lograrse es posible que unas 5.000 millones de personas se beneficien.

Es posible que estés leyendo este blog desde tu celular o tu laptop, pero al hacerlo ten presente que eres poseedor de un gran privilegio que no es general en el mundo. Disfrútalo y compartelo cada vez que te sea posible.

Disfrutar el internet es también hacer buen uso de él

Todos usamos el privilegio del internet para divertirnos, el streaming, los juegos, incluso las respuestas inmediatas a preguntas cotidianas o las maravillas del “hazlo tu mismo”

Sin embargo, el acceso a internet puede hacer nuestra vida mejor por muchas más razones que las del entretenimiento.

Hoy más que nunca, tienes acceso a expertos y contenido que tus padres o abuelos jamás soñaron. Tienes la oportunidad de convertirte en un especialista desde la sala de tu casa, de conocer estudiantes que comparten tu pasión y podrán convertirse en parte de tu equipo.

El internet permite expandir nuestros horizontes a un precio muy bajo, desde tutoriales gratis en youtube, pasando por cursos en línea de expertos alrededor del mundo, hasta postgrados a distancia en las instituciones académicas más prestigiosas del mundo.

Estudiar en línea es tán ameno como utilizar las redes sociales, inténtalo y conviértete en un mejor profesional sin necesidad de salir de tu casa.

 

 

(Visited 71 times, 1 visits today)