Los discursos tienen un gran poder de influencia y manipulación. Si decimos las palabras correctas, de la manera adecuada, podemos lograr grandes cosas. Un buen orador debe enganchar a su público al inicio de su discurso, captar la atención de las personas desde el principio es clave para enviar el mensaje de la manera más efectiva posible.

No existe la receta para ser un orador perfecto, pero sí te podemos dar varios tips para que te acerques bastante a un discurso exitoso.

Lo primero y más importante que debes tener en cuenta es la práctica. Si no practicas tu discurso, no podrás notar las fallas que el mismo posee. No tengas vergüenza de ensayarlo frente al espejo, escribirlo en papel, memorizarlo, ni pedirle a alguien que te escuche. Mientras más lo repitas, mejor saldrá. ¡Te lo aseguramos!

Una vez que hayas practicado tu discurso varias veces, no es mala idea que conozcas tu audiencia. Al saber datos como quiénes son y qué esperan de ti, puedes moldear tu discurso y ajustarlo a sus necesidades. De esta manera, cumplirás sus expectativas y convertirás tu mensaje en una experiencia atractiva para tu público.

Asimismo, para crear un nexo con los oyentes, es importante que hagas contacto visual con ellos. Que cada persona sienta que estás hablando directamente con ellos, y que no los ves como una masa, hará que presten más atención a tus palabras y se sientan cercanos a ti; así que arriésgate y crea ese vínculo con ellos.

Un buen orador no deja a un lado su lenguaje corporal. No es suficiente mover tus manos, de hecho, puede cansar la vista de tu oyente y distraerlo. La manera en la que caminas por el escenario, tu postura y los gestos marcan la diferencia a la hora de dar tu discurso. Intenta no exagerar ni sobrecargarte de acciones que puedan rayar en lo ridículo.

¡Sé amigo del silencio! Recuerda que las pausas deben convertirse en tus aliados, y no en tus enemigos. Utilízalas cuando desees hacer énfasis en puntos claves de tu discurso, así como para llamar la atención de tu público. Es muy importante que aprendas a no sentirte incómodo con los momentos silenciosos, ya que la audiencia puede percibir cuando estás fuera de tu zona de comfort.

Podemos darte miles de tips además de estos, pero estamos seguros de que el Profesor Briceño puede hacerlo mucho mejor. Ingresa a www.teachlr.com y conviértete en un excelente orador con el curso “Hablemos Sobre Hablar”.

-Cristina Gómez

 

(Visited 94 times, 1 visits today)