Cada organización tiene necesidades diferentes, es verdad, pero al implementar un proyecto elearning hay variables cualitativas que no se aprecian a simple vista pero están allí, y afectan el éxito del proyecto, el ROI, o el grado de productividad de cada colaborador en la empresa y, por lo general, esas variables cualitativas son comunes entre cada organización.

  • Miedo al cambio: la mayoría de las empresas tienen como método de capacitación cursos presenciales, y cuando hacen el cambio muy pocas personas se atreven a sumergirse en una plataforma e-learning.
    1.1 Desvalorización del método: la capacitación empresarial para muchos trabajadores es vista como obligatoria y no como una oportunidad de crecer profesionalmente. ¿Por qué? Tal vez porque desconocen el valor de la oportunidad que se les ofrece o porque reconocen como educación la forma tradicional, en un aula de clases. No es sorprendente que las universidades corporativas online no tengan un alto porcentaje de uso y las razones de esto pueden ser muchas pero el miedo al cambio suele ser una de los aspectos cualitativos que pueden afectar el éxito del proyecto.
  • Ausencia de cultura empresarial: El departamento de RRHH es quien gestiona el talento humano según sus aptitudes y actitudes para elaborar determinada función, y esto requiere de alta capacidad gerencial. La cultura se puede definir como el conjunto de prácticas y conocimientos que se mantienen a lo largo del tiempo en una sociedad, bajo esta perspectiva, la cultura empresarial es el conjunto de prácticas que se mantiene dentro de la sociedad empresarial; como una gran familia que comparte tradición, valores y objetivos. Es sumamente importante que se imparta el desarrollo organizacional y la transformación digital para que así la cultura empresarial sea altamente tangible y sea algo del día a día. Es todo un reto que el departamento de desarrollo organizacional, o capacitación, asuma y mantenga esa tradición tecnológica dentro de su sociedad corporativa.
  • Compensaciones y expectativas del colaborador: dentro de la gran sociedad que conforma la empresa, las expectativas son un aspecto individual y cualitativo que va muy ligado a la pregunta: ¿qué gano haciendo esto?. Es posible que, en su perspectiva, realizar el curso sea una carga laboral adicional y no una oportunidad de crecer como profesional. Además, dentro de las expectativas del colaborador está una inmediata compensación económica. Una realidad que se debe tener en cuenta dentro del departamento de capacitación es que muchos realizan el programa de capacitación pero la motivación de cada individuo es distinta, por lo tanto el grado de satisfacción o de decepción que sienta el trabajador al finalizar el programa será distinto.

¿Cómo solucionarlo?

El proyecto de e-learning en una empresa debe cumplir con contenido de calidad. Además, debe ser especializado y pensado para el consumidor final y de esa forma se capacita a la persona correcta con el material correcto de manera que se les suministre herramientas que aumente su productividad y eficiencia. Contenido especializado acompañado de una buena cultura empresarial y comunicación corporativa va creando la afinidad necesaria para incentivar la utilización de la plataforma, la completación de los cursos online de la empresa y, además, brinda esa oportunidad de crecimiento y desarrollo personal.

Asimismo, aplicando un poco de mercadeo interno se puede comunicar las bondades y ventajas que pueden obtener realizando los cursos online y, si existe la posibilidad, crear un sistema de beneficios económicos según los criterios que desee aplicar la empresa. 

Debemos recordar que el aprendizaje es un proceso personal que está siendo alimentado por la motivación, y sin motivación no hay aprendizaje.

 

-Carlos Pérez

(Visited 23 times, 1 visits today)