El “Thinking Based Learning (TBL)” o aprendizaje basado en el pensamiento, es una metodología de enseñanza que ayuda a los alumnos a aprender basándose en el razonamiento, pensamiento, toma de decisiones y de otras formas más allá de las establecidas en la educación tradicional, con el objetivo de que los alumnos desarrollen sus habilidades y destrezas de manera racional a temprana edad.

Es común que en nuestra vida diaria nos enfrentemos a retos, tomas de decisiones, resoluciones de problemas y también es común que la mayoría de las veces no sabemos afrontar esas situaciones de manera eficiente. Por esto surge esta metodología creada por el profesor Robert Swartz.

Swartz no concibe el aprendizaje como un método de memorización de contenido, diferentes estudios han demostrado que del 92% al 95% del contenido que vemos en el colegio no tiene impacto alguno en nuestras vidas. Con su método, Swartz busca que los estudiantes adquieran estos conocimientos de una forma que les sea aplicable en su vida luego de la escuela y en su vida adulta.

La sociedad ha cambiado, la tecnología ha avanzado y, sin embargo, la educación se ha estancado. El sistema educativo actual ha dejado de ser lo suficientemente efectivo. Los estudiantes tienden a depender de su memoria, es decir, toman notas y leen los libros pero no aprenden realmente, lo memorizan y una vez toman el examen olvidan lo que escribieron y leyeron.  Es por esto que para Swartz el esquema básico que debe seguir el aprendizaje basado en el pensamiento es:

  • Conceptualización: se busca que el estudiante tenga una comprensión profunda del tema o problema, ampliar, clasificar y analizar las ideas. Durante este proceso se recomienda realizar esquemas que ayuden a esclarecer las ideas.
  • Resolución de problemas: habiendo pasado ya el primer paso y teniendo un mejor entendimiento del planteamiento, se puede pasar a encontrar las posibles soluciones.
  • Toma de decisiones: este es el paso final, en el cual tomas la decisión o llegas a una conclusión que será la más acertada.

Muchos se preguntarán por qué son necesarios estos pasos y la razón es que vivimos en una sociedad donde todo es rápido, tomamos decisiones rápido, caemos en prejuicios rápidamente y llegamos a conclusiones de la misma manera. Es por esto que esos 3 pasos son cruciales en el aprendizaje, sobre todo en el aprendizaje en la edad escolar.

Para Swartz, el TBL debe ser usado en distintas materias que vemos en el colegio, él  usa como ejemplo una materia como historia, en ésta el docente puede introducir esta metodología haciendo un ejercicio en la cual los estudiante deban reimaginar la historia. Por ejemplo, la batalla de Waterloo, para saber si Napoleón tomó la decisión correcta y porqué es necesario conocer el panorama completo, es decir, deben analizar y ampliar sus conocimientos de la situación para así llegar a una conclusión informada. Si los estudiantes se acostumbran a tener ese tren de razonamiento, su proceso de toma de decisión cuando se enfrenten a situaciones complejas será mejor.

Es importante enseñarle a los jóvenes a tener pensamiento crítico, pensamiento creativo, toma de decisiones para que sean capaces de tomar buenas decisiones y si no saben hacerlo en la escuela tampoco sabrán hacerlo en su vida personal y mucho menos podrán hacerlo en el mundo al que se enfrentarán al salir del colegio.

 

-Desirée Zambrano

(Visited 189 times, 2 visits today)