Si conoces el trabajo que hemos venido haciendo en Teachlr, entonces sabes que vemos el aprendizaje como un proceso constante, y que nunca es tarde para aprender algo nuevo. Si existe motivación, todo es posible.

Pero ¿cómo es puedes mantenerte motivado si tradicionalmente se asocia la palabra aprendizaje con largas horas de estudio y una ansiedad constante por obtener una buena nota? Por suerte la manera en que se entiende este concepto, está cambiando. Para aprender no es necesario que estés entre las cuatro paredes de un salón, basta con prestar atención a lo que sucede en tu entorno y conocerte mejor, para profundizar en lo que te interesa.

En Teachlr hemos hecho una lista con algunos trucos para aprender más y mejor que puedes aplicar en tu día a día, y aumentar tu potencial sin que te des cuenta.

Empieza a hacer cosas. Las personas que se involucran en un proyecto directamente adquieren habilidades prácticas mucho más rápido. Está bien que tengas dudas y te informes lo mejor posible para resolverlas, pero el mejor aliado es la experiencia práctica. Ten en cuenta que aunque hayan errores, vas a aprender de ellos, porque vas a tener que resolverlos. Trabajar para obtener un resultado tangible te mantiene motivado y las dificultades van a estimular el pensamiento creativo.

Habla con las personas. Durante un día normal interactúas con toda clase de personas, y de cada una de ellas puedes aprender algo. Tómate el tiempo para conocer a los que te rodean y vas a ver que en pocos días tu percepción del mundo se amplía; todo el mundo tiene historias y experiencias diferentes que transmitir.

Cuestiona y pregunta. La curiosidad es algo inherente al ser humano, pero a medida que vamos creciendo, dejamos de hacer preguntas por miedo a ser juzgados. Saber el por qué de las cosas te ayuda a tomar decisiones informadas, y conocerte mejor. A medida que preguntes te darás cuenta de que hay ciertas cosas con las que no estás de acuerdo. No hay pérdida en preguntar.

Conócete. Es lo más difícil, pero tómate algún tiempo para preguntarte si lo que haces tiene un significado para tí, qué es lo que te gusta, en qué eres bueno y cómo puedes mejorar. Esto te llevará naturalmente a nuestro último consejo, que es…

Muévete. A veces el miedo a lo desconocido o al fracaso hacen que nos quedemos en una situación por demasiado tiempo, pero mantenerte en tu zona de confort no te exige nada nuevo, y frena el aprendizaje. No tienen que ser cambios importantes, pero el simple hecho de hablar con alguien desconocido, dejar de posponer algo, hacer algo que te incomoda o te da miedo, o aprender algo que te interese son un buen comienzo. Una vez que lo hagas, te vas a sentir mejor.

Si te dieron ganas de moverte un poco, ¡felicidades! Ya estás aprendiendo sin darte cuenta. En Teachlr sabemos que esto es posible, y queremos acompañarte a que lo sigas haciendo. ¿Crees lo mismo que nosotros?

(Visited 125 times, 1 visits today)