El e-learning, o educación virtual, no reemplazará pronto la educación presencial, pero sí le ha quitado cierto protagonismo ya que, en muchos casos, la educación virtual resulta más conveniente y tiene mayor alcance. Existen diversas ideas equivocadas con respecto al e-learning, una de las principales ideas erradas que tienen las personas acerca del e-learning es que es menos exigente, lo cual es totalmente falso. Si bien el aula virtual te da flexibilidad, eso no quiere decir que haya menos dedicación y esfuerzo.

Un aula de clases no se puede comparar al aula virtual y, en el caso de muchos docentes, creer que puedes hacer lo mismo en ambas los hace tener una clase o curso insatisfactorio tanto para ellos mismos como para el estudiante. Al igual que la educación tradicional, gran parte de la experiencia de aprendizaje online recae en el docente.

Así que, si quieres ser un buen docente e-learning, plantearte nuevos retos y crear nuevas oportunidades, todas estas claves son para ti.

  • Conocimientos tecnológicos: una de las principales habilidades que debe tener un buen docente 2.0 es tener conocimiento de las distintas herramientas que puede utilizar de apoyo, ya sea para impartir su curso, comunicarse con el alumno, edición de imagen, audio u otra. Si no tienes estas habilidades desarrolladas debes estar dispuesto a aprenderlas.
  • Ser motivador o “coach”: como docente este aspecto es una cualidad importantísima, pero en la educación virtual debes esforzarte un poco más. Esto se debe a que a diferencia de la educación tradicional, para el estudiante es más fácil abandonar un curso online. Debes estimular al alumno para que sea capaz de autogestionar su aprendizaje.
  • Elaborar y gestionar el contenido: al igual que en el aula de clases tradicional, debes tener el contenido que se impartirá, pero es precisamente acá donde entran las habilidades tecnológicas. La creación de materiales de enseñanza adicionales como ejercicios, vídeos u otros, permitirán que al estudiante le resulte dinámico e interactivo el proceso de aprendizaje.
  • Uso de redes sociales: para nadie es un secreto que la generación más joven se mantiene activa constantemente en redes sociales. Si tu curso en su mayoría se encuentra dirigido a ese rango de edad, las redes sociales serán una herramienta fundamental para, no solo mantener el contacto con tus estudiantes sino, también, para promocionar tu curso.
  • Disponibilidad: una de las quejas de los estudiantes es la falta de disponibilidad del docente. Debes estar disponible para responder y aclarar dudas que se le presenten durante el curso al estudiante.

La educación está evolucionando y se encuentra en un proceso de transformación hacia la era digital. Ser docente virtual puede traerte muchos beneficios y aprendizajes, ya que no solo se trata de saber hacer uso de la tecnología sino también de tener y desarrollar los recursos pedagógicos,sociales y técnicos.

– Desiree Zambrano

 

 

 

 

 

 

(Visited 139 times, 1 visits today)