El 9 y 10 de abril se llevó a cabo la competencia de Talento e Innovación de las Américas (TIC Américas) en Ciudad de Panamá durante la VII Cumbre de las Américas. El TIC Américas es una aceleradora de negocios internacional desarrollada por el Young Americas Business Trust (YABT) junto a la Organización de los Estados Americanos (OEA), en la cual se promociona el desarrollo social y económico a través del apoyo a jóvenes emprendedores. El fin último es impulsar iniciativas innovadoras que trabajan para erradicar la pobreza y mejorar las condiciones de vida en el hemisferio.

La décima edición del TIC Américas se dio en el marco del Foro de Jóvenes de las Américas, espacio donde jóvenes destacados discutieron y presentaron soluciones a los problemas sociales, económicos y políticos de nuestros países. El tema central en esta oportunidad fue “Prosperidad con Equidad: el desafío de la cooperación en las Américas”.

La competencia se compone por cuatro categorías que han sido desarrolladas entorno a los ejes temáticos de la VII Cumbre de las Américas: Innovación Económica, Innovación Social, Emprendimiento Cultural de las Américas y Eco-Reto. Teachlr, startup venezolano de elearning, fue seleccionado para concursar en la categoría de Innovación Económica, calificando como uno de los treinta finalistas elegidos entre 2734 equipos de toda la región.

En las diez ediciones del TIC Américas, en las cuales se han evaluado alrededor de catorce mil proyectos, nunca una iniciativa venezolana había logrado posicionarse como finalista. “Para nosotros, participar en TIC Américas y ser finalistas representó una experiencia muy enriquecedora. Apenas llegamos vimos que se había generado una expectativa increíble con Teachlr, lo que nos motivó a ganar”, nos cuentan Jean Moisés Annicchiarico y Rubén Benarroch, fundadores y directivos de Teachlr.

Desde un comienzo Rubén y Moisés notaron que el tema de la educación atraía especial interés por parte de los jueces, inversionistas y otros participantes, debido a su rol clave en los esfuerzos para superar la desigualdad social. Teachlr logró destacar porque, además de la educación, el proyecto también involucra el campo de la innovación y la tecnología, “tres ámbitos cuya combinación contribuye al desarrollo de los pueblos”, asegura Rubén.

La evaluación para determinar el ganador consistió en una sesión de 50 minutos con los jueces, en la cual hubo una sección de presentación por parte del equipo, otra de preguntas y una última de conclusiones y recomendaciones. Los expertos se mostraron impresionados por todo lo que se ha logrado construir en Teachlr con el dinero invertido, habiendo controlado además el gasto de manera eficiente. “Una vez concluida nuestra exposición teníamos la confianza de que habíamos dejado el nombre de Venezuela y de Teachlr bien en alto”, acota Moisés.

Esta confianza se mezcló con mucho entusiasmo y un poco de nerviosismo en la premiación. Por fin había llegado el momento en el que anunciarían al ganador. “Escuchamos nuestro nombre y sentimos una gran emoción por haber recibido la validación de expertos tan destacados. Además pensamos en nuestras familias, amigos, mentores, nuestro equipo y todas aquellas personas que nos han ayudado y apoyado”. Teachlr obtuvo la mejor calificación entre los treinta finalistas de las cuatro categorías.

Aprendizajes de la VII Cumbre de las Américas

“Lo que más nos impresionó de la experiencia fueron los contactos realizados. Tuvimos la grandiosa oportunidad de presentarle personalmente nuestro proyecto al presidente Varela, al presidente Solís y el vicepresidente del Banco Mundial, Jorge Familiar. En estas conversaciones, recalcamos el valor de nuestro producto, Teachlr Organizaciones, el cual permite a instancias gubernamentales incrementar el alcance de la educación en todos los rincones de América Latina a través de una plataforma tecnológica. Pensamos que estas herramientas tienen la capacidad real para aliviar la desigualdad social que tanto nos afecta”, asegura Moisés.

El TIC Américas surge de la necesidad que existe en la región de promover emprendimientos dinámicos e innovadores. En el Foro y en el marco de la competencia, Rubén y Moisés compartieron con otros jóvenes emprendedores y pudieron ser testigos de que sí hay talento, hay buenas ideas y mucha voluntad para cambiar las cosas en América Latina.

“Conocimos a personas interesantísimas de todo el continente. Intercambiamos ideas, discutimos propuestas y pudimos aprender de las realidades políticas y sociales de otros países. Coincidimos en las mismas necesidades y trabajamos con mucha pasión para encontrar soluciones a nuestros problemas”.

(Visited 377 times, 1 visits today)