Aprender nos ayuda a expandir nuestro conocimiento, lo que genera crecimiento personal y profesional, a la vez que nos permite contribuir con la sociedad en diversas maneras.

Aprender también nos hace seres humanos felices, productivos y nos llena de propósito. Nos da un objetivo y al mismo tiempo, nos ayuda a descubrir nuevos talentos y habilidades que antes no sabíamos que teníamos. Aprender hace la vida interesante, retadora y divertida.

Sin embargo, trabajamos, cuidamos a nuestra familia, viajamos y también descansamos. Debemos optimizar nuestro tiempo y para eso necesitamos saber cómo aprender mejor.  

¿Te has esforzado mucho en aprender algo, pero cuando pasan unos días no puedes recordar nada? Esta situación es increíblemente frustrante, ya que mucho tiempo -y tal vez hasta dinero- fue invertido sin ningún resultado concreto.

Cómo aprender mejor

En su trabajo, “Cómo aprendemos: La sorprendente verdad sobre cómo, dónde y por qué sucede’’, Benedict Carey presenta varias técnicas para aprender mejor, basadas en estudios científicos que explican el funcionamiento del cerebro.

  • Sesiones de estudio más cortas: es preferible descansar cada cierto tiempo y dejar que el cerebro se distraiga un poco, a dejar de dormir y pasar largas horas estudiando y absorbiendo información sin parar. Hay que usar la energía del cerebro apropiadamente y recargarlo con horas de sueño para aprender mejor.
  • Distanciamiento: Carey explica que retenemos la información de una manera más eficiente cuando la revisamos varios días a la semana por intervalos largos de tiempo. En vez de estudiar en sesiones intensas y rápidas, haz sesiones más cortas cada ciertos días.
  • Cambia tu ambiente: alternar los lugares donde estudias ayuda a que recuerdes mejor la información y por más tiempo. Cuando estamos aprendiendo algo nuevo, nuestro cerebro asocia el material con el contexto donde nos encontramos. Mientras más contextos diferentes, más asociaciones.
  • Autoexamen: se puede comprobar si la información que acabamos de repasar fue absorbida y comprendida una vez que hacemos un autoexamen. Esta técnica también nos permite ver nuestros errores y aprender mejor de ellos: ¡las respuestas que fallamos hacen que recordemos las correctas!
  • Transmitir: hablar de lo que acabamos de aprender es una buena oportunidad para transmitir los conceptos con nuestras propias palabras. Y para poder comunicar algo, debemos haberlo comprendido primero. Después de todo, fue el sabio Aristóteles quien dijo que: “Los que saben, hacen. Los que entienden, enseñan”.

Recomendamos además este tip para fortalecer tu aprendizaje:

Usa todos tus sentidos para aprender: cuando usamos nuestros ojos, oídos y voz, la información es retenida más eficientemente. La combinación de aprendizaje visual y auditivo pone a trabajar más regiones de nuestro cerebro, así que intenta absorber los contenidos a través de videos, podcasts o audios, además de enseñar el conocimiento que acabas de adquirir a otros para aprender mejor.

Nuevas maneras de aprender

El eLearning no es solamente una novedad en el área de la educación impulsada por el desarrollo tecnológico, sino que además permite implementar todas estas técnicas que acabamos de describir para optimizar el aprendizaje.

Plataformas de aprendizaje en línea como Teachlr permiten a personas y organizaciones recibir y compartir conocimiento a través de cursos en línea y son un claro ejemplo de cómo el eLearning se ajusta a estos nuevos paradigmas.

Cualquier persona puede tomar o crear cursos en línea, compuestos de cortas lecciones de video, presentaciones, audios y evaluaciones, a las que tendrá acceso indefinido una vez se inscriba.

Si comparamos las libertades que nos dan las plataformas de eLearning con la técnicas para mejorar el aprendizaje, tenemos que:

  • Las lecciones en video suelen durar menos de 10 minutos, por lo que podrás organizarte para aprender en sesiones cortas.
  • Tú eliges cada cuanto tiempo ver una nueva lección o repasar una que ya hayas visto, así que puedes establecer mayores intervalos de tiempo entre sesiones de estudio.
  • Puedes acceder a tu curso en cualquier lugar siempre que tengas conexión a Internet, ya sea desde tu computadora, tableta o teléfono móvil.
  • Los instructores tienen la posibilidad de incluir quices en sus cursos de forma que puedas autoevaluarte.
  • Utilizas todos tus sentidos: videos, audios, presentaciones, lecturas.
  • Y por último, pero no por eso menos importante, puedes publicar tu propio curso online y enseñar tu conocimiento al resto del mundo. Enseñar es aprender dos veces: ¡ciclo completado!

Así que ya lo ves, tienes a la mano las mejores herramientas para optimizar tu aprendizaje. Organízate, ponte en marcha y comienza a aprender algo nuevo.

 

(Visited 2,671 times, 1 visits today)