Ya decidiste crear un curso online y compartir lo que sabes, pero no tienes idea de ¿cómo plantear los objetivos de tu curso?

¡No hay de que preocuparse! Sigue los 6 sencillos pasos que te presentamos. Para cuando termines de leer habrás planteado todos tus objetivos.

Definir los objetivos de tu curso es de gran importancia. Hay dos razones fundamentales:

  1. Orienta a tus estudiantes para que sepan qué se espera de ellos y qué van a aprender. Esto facilita y potencia su aprendizaje. También les da claridad a la hora de elegir tu curso entre muchos otros. Es decir, saber plantear los objetivos de tu curso tiene un sentido didáctico y otro promocional.
  2. Es una excelente forma de comenzar a planear tu curso. La organización es clave para reducir el tiempo y el esfuerzo que le dediques a crear tu curso. Los objetivos serán redactados en función de lo que el estudiante aprenderá. Al mismo tiempo, te ayudarán a comprobar que estás cumpliendo con lo que ofreces.

Cómo plantear los objetivos de tu curso

Antes de comenzar utilicemos como ejemplo un curso de cocina, y veamos cada uno de los elementos que debes tomar en cuenta.

1 El aprendizaje en línea se caracteriza por ser un proceso centrado en el estudiante. Es por esto que tu redacción debe consistir en aquello que el estudiante será capaz de hacer o demostrar al finalizar el curso. Con ese enfoque en mente, una buena forma de plantear los objetivos es:

  • Identificarás los ingredientes básicos de la cocina italiana.
  • Serás capaz / usted será capaz de identificar los ingredientes básicos de la cocina italiana.

Evita redacciones como esta: Enseñar / explicar al estudiante los ingredientes de la cocina italiana.

En Teachlr ofrecemos la oportunidad de que todos estudien a su ritmo, por lo que centrar los objetivos en el estudiante lo hará sentirse dueño y gestor de su propio aprendizaje, esto genera mayor compromiso.

2 Tanto tú como el estudiante deben poder chequear que se están cumpliendo los objetivos y trabajar en favor de ello. Los objetivos de tu curso deben estar escritos con claridad y cada uno debe ofrecer un solo resultado concreto. Por ejemplo:

  • Podrás preparar las 3 salsas bases de la cocina italiana. 

En vez de: Conocerás las salsas bases de la cocina italiana para crear los mejores platos como la salsa carbonara.

Si te das cuenta, la primera forma establece un resultado claro, en principio, el verbo “conocer” no es fácilmente medible ni implica una acción específica. Además, se involucraron cosas como la salsa carbonara y apreciaciones como “mejores platos”. En este caso, lo que deben poder hacer los estudiantes luego de ver tu curso -o alguna de sus lecciones- es preparar las 3 salsas bases de la cocina italiana.

3 Hay objetivos que incluyen el logro de otros pequeños objetivos. En estos casos, puedes mencionar los más relevantes y aquellos por los cuales quisieras tomar el curso si fueras estudiante. Puede pasarte algo como esto:

Para preparar las 3 salsas bases de la cocina italiana, debes poder:

Identificar los ingredientes de cada una de las 3 salsas, saber seleccionar los tomates adecuados, saber cuales son los usos de cada salsa, identificar los implementos de cocina necesarios, entre otros.

Sin embargo, el objetivo fundamental es ser capaz de preparar las 3 salsas bases. Ese objetivo contiene a los demás y, probablemente resulte más claro y atractivo lograr preparar las salsas que aprender a elegir tomates. Aunque aprenderán ambas cosas.

6 sencillos pasos para plantear los objetivos de tu curso

Paso 1: determina el propósito de tu curso. Es decir, el por qué y para qué tomar este curso. Esa debe ser tu primera guía para plantear los objetivos.

Paso 2: enumera cuáles son las pequeñas o grandes cosas que podrán llevar a cabo tus estudiantes cuando terminen tu curso. Toma en cuenta las habilidades o conocimientos que obtendrán. Sé lo más específico posible.

Paso 3: selecciona de la lista anterior lo que consideres más importante o lo que más te diferencie de otro profesores o de sus cursos.

Paso 4: redacta cada objetivo siguiendo las orientaciones que te dimos al principio. Recuerda centrar las acciones en el estudiante. También es recomendable que elijas un mismo estilo más formal (usted) o más personal (tú) dependiendo de tu forma de hablar y del público objetivo de tu curso. 

Paso 5: confirma que los objetivos de tu curso respondan a su propósito y pregúntate si con esa información tú tomarías el curso. Si la respuesta a cualquiera de esas dos preguntas es no, repite el proceso.

Paso 6: escribe tus objetivos en la sección Detalles del curso, ubicada en la pestaña Enseñando de tu perfil de Teachlr.

Para recapitular

  1. Puedes plantear todos los objetivos que desees. Pero, no exageres, deben ser claros y realizables. Es mejor tener pocos objetivos que sean claros y útiles a prometer algo que no puedas cumplir.
  2. El proceso debe estar centrado en el estudiante para ofrecerle un rol activo y mayor responsabilidad.
  3. Los objetivos deben ser acciones o resultados comprobables.
  4. Pregúntate si tomarías este curso al conocer estos objetivos.
  5. Utiliza un lenguaje acorde al tema y al público objetivo.
  6. Plantea sólo los objetivos principales, sé claro y preciso al hacerlo.

A la hora de comenzar a grabar tu curso, te será de gran ayuda revisar nuestro artículo sobre cómo grabar un curso online. En él tendrás acceso a muchos de nuestros consejos para esta etapa, incluyendo un completo curso gratis que te guiará a lo largo de la creación de tu curso.

Comienza ya a crear el contenido de tu curso y comunícate con nosotros en la sección de comentarios ¡Te ayudamos en el proceso!

(Visited 188 times, 1 visits today)