Teachlr es una plataforma donde estudiantes de todo el mundo aprenden con excelentes instructores a través de cursos online y clases en vivo.

Cuando los expertos que acuden a Teachlr deciden enseñar compartiendo su conocimiento online, es recurrente que se tropiecen con una disyuntiva: ¿debería dar un curso o una clase?

Cada instructor escoge cuál opción se adapta mejor a sus posibilidades y necesidades, pero para hacer la decisión un poco más sencilla, ofrecemos una lista de ventajas y desventajas que tienen tanto los cursos online como las clases en vivo.

Enseñanza asíncrona

Los cursos online están compuestos por videos acompañados de material suplementario como documentos, audios y presentaciones.

CURSO ONLINE

 

Entre sus ventajas destacan:

  1. Flexibilidad de horario: como los cursos son pregrabados, su realización no exige una dedicación a largo plazo por parte del profesor. Los instructores eligen cuándo crear los videos y subirlos a Teachlr, por lo que nada más requieren del tiempo que les toma ensamblar el contenido. Una vez que se montan los cursos, están disponibles día y noche para que los estudiantes los tomen dónde y cuándo deseen.
  2. División del contenido: los cursos se estructuran en capítulos, los cuales se dividen en varias lecciones cortas de 5-10 minutos. Esto les permite a los profesores organizar su contenido de manera ordenada y calcular la duración del mismo de acuerdo a una estructura predeterminada y lógica. En definitiva, se evitan aquellas situaciones en las cuales “no dio tiempo para cubrir toda la materia”.
  3. Venta simultánea en múltiples lugares: en Teachlr, TODOS los profesores tienen los derechos de autor de TODO el material que publican, lo que les permite compartir su curso en otras plataformas de eLearning y hacer más dinero -sin ningún problema-.
  4. Conectividad: en Teachlr los profesores disponen de herramientas como foros y mensajes directos que les permiten mantener el contacto con sus estudiantes y aclarar cualquier duda.

Foro en curso

Las desventajas:

  1. Comunicación interrumpida: a pesar de que en Teachlr se cuentan con las funcionalidades para que estudiantes y profesores conecten, no obstante los instructores deben considerar que esta comunicación no es en tiempo real, ni directa.
  2. Pago después de 30 días: como en Teachlr estamos comprometidos a ofrecer el mejor servicio posible, hemos dispuesto una garantía de 30 días para todo estudiante que compra un curso online. Esto significa que el profesor recibe su pago luego de transcurrido el periodo de garantía.

Sincronía total

Las clases en vivo son sesiones bidireccionales usadas generalmente para clases particulares, consultorías, tutorías, o cualquier tipo de ayuda online remota.

Sus ventajas:

  1. Interacción completa: el encuentro entre profesores y estudiantes ubicados en lugares distintos es directo y en tiempo real.
  2. Herramientas innovadoras: las clases son dadas en el aula virtual, equipada con una pizarra donde se pueden compartir presentaciones e imágenes, escribir libremente, transmitir video y audio, chatear con los asistentes, anotar en una libreta y compartir pantallas.
  3. Cobro por minuto e inmediato: el profesor define su tarifa por minuto en sus ajustes y el cobro se hace efectivo una vez terminada la clase.
  4. Personalización del contenido: las clases permiten que los profesores diseñen el contenido de acuerdo a las necesidades y expectativas de los estudiantes.

Aula virtual curso

Las desventajas:

  1. Flexibilidad de horario parcial: en este caso, los profesores sí deben apartar un espacio en su agenda para poder impartir sus clases rutinariamente. No obstante, instructores y estudiantes pueden acordar la hora de su preferencia y adaptarla a su disponibilidad.
  2. Tiempo insuficiente: es posible que la duración de la sesión no sea suficiente para cubrir todo el contenido pautado -así como sucede en el salón de clases tradicional-. Por tanto, el profesor debe prever cualquier imprevisto y asegurar que el estudiante cumpla los objetivos en el tiempo dispuesto.

¿Qué te recomendamos?

Si bien la decisión es tuya, el hecho de que publiques un curso no excluye la posibilidad de que puedas impartir también una clase en vivo. Más bien, hay una complementariedad interesante entre ambas: tus estudiantes pueden obtener los contenidos estructurados a través de tu curso, pero si les queda alguna duda, pueden solicitar una clase en vivo desde tu perfil en Teachlr.

De cualquier modo, hay beneficios que encontrarás en ambas formas de enseñanza online:

  1. Ahorra: no necesitas alquilar un espacio físico para dictar una clase, ya que tanto tú como tus estudiantes enseñan y aprenden desde sus propios dispositivos en cualquier lugar con acceso a Internet.
  2. Aumenta tu número de alumnos: la cantidad de estudiantes no estará limitada por la capacidad de un lugar físico. Además, en Teachlr conectas con personas de todo el mundo: el tiempo y el espacio dejen de ser límites.
  3. Refresca y sigue aprendiendo: tal como dice Marco Tulio Cicerón, “si quieres aprender, enseña”. Dar tu clase o curso es una excelente oportunidad para organizar y repasar todo lo que sabes, a la vez que afinas tu oratoria y te familiarizas con las nuevas tecnologías.
  4. Haz dinero: y, por supuesto, obtén una fuente de ingreso adicional aprovechando el conocimiento que ya tienes.

Desde Teachlr queremos animarte a que compartas tu conocimiento con personas que necesitan aprender las habilidades que dominas. Ya sabes adónde ir: https://teachlr.com/

Únete a la innovación en la educación. Enseña dónde y cuándo quieras.

 

 


Capacita a tus empleados, clientes y aliados con Teachlr Organizaciones, la plataforma LMS más poderosa y versátil del mercado.
¡Solicita un demo guiado con nuestros expertos!

(Visited 3,795 times, 5 visits today)