Habilidades como trabajo en equipo, creatividad, liderazgo son cada vez más importantes para las organizaciones. Si bien el enfoque suele ser reclutar empleados que cuenten con ellas, también es importante para la empresa tener la capacidad de desarrollar habilidades blandas en su gente.

En una entrevista es posible ver algunos aspectos de la personalidad de un futuro empleado. Sin embargo, conocer cómo será su comportamiento en base a una interacción de pocos minutos no es sencillo.

En este sentido, hay que considerar que muchas personas no han tenido la oportunidad de adquirir de forma sistemática estas competencias, pues normalmente se asume que son algo que se aprende con la experiencia en la vida cotidiana. Así, la falta de estas habilidades está relacionada con una falta de conocimiento y no con la persona.

Además, los roles de las personas cambian dentro de la empresa. Así por ejemplo, ese recién graduado que terminaba todo de primero, no perdía tiempo, ni se distraía con otros; tal vez tenga problemas el día que le toque sumarse a un equipo o liderar uno.

Por eso, las organizaciones deben tomar el liderazgo y ser capaces de crear programas de capacitación para desarrollar habilidades blandas de acuerdo a sus necesidades.

Utilizar e-learning para desarrollar habilidades blandas

Una buena parte de las habilidades blandas están relacionadas con aspectos sociales. Entonces, ¿por qué sería una buena idea utilizar al e-learning en lugar de una capacitación presencial?

Un estudio realizado por la CMI y Oxford Strategic Consulting en 1184 organizaciones del Reino Unido muestra que para las personas entrevistadas utilizar e-learning para desarrollar habilidades blandas tiene sus beneficios. El 82% señaló que era más conveniente, pues puedes manejar tu propio tiempo; un 66% valora positivamente el no tener que desplazarse para aprender, y 68% señaló como una ventaja poder avanzar a su propio ritmo.

Además, incluir contenidos en video es una gran forma de transmitir conocimiento. El video captura la atención, pues atrae a la vista y al oído. Permite observar con atención comportamientos que después es posible imitar. A lo que se suma la posibilidad de detenerlo, ir hacia atrás o hacia adelante, o aumentar la velocidad de reproducción.

El e-learning brinda también un ambiente seguro para que cualquier persona pueda realizar actividades como imitar movimientos o sonidos, con los que tal vez no estaría muy cómodo ante un grupo.

Sin embargo, también tiene su lado oscuro. En el estudio mencionado, el 41% dijo que pensaba que los programas no estaban alineados con la estrategia de negocio de la organización. Por otro lado, solo el 48% de las personas dijo que el contenido por sí mismo era una buena razón para estudiar en línea.

Así que, no es la herramienta propiamente dicha lo que estas personas no aprecian. La falla principal viene da la definición del programa de capacitación y sus contenidos.

Para que esto no te ocurra, te presentamos cinco pasos para que tengas éxito al desarrollar habilidades blandas en tu personal.

Crea tu programa de capacitación en 5 pasos

1.- Define los objetivos de tu programa

Para poder saber si tu programa de capacitación ha tenido éxito debes alcanzar metas. Por eso, el pirmer paso es establecer qué se quiere lograr.

Estas metas deben estar alineadas con la estrategia de negocio de la organización y su cultura. Si no es así, las personas no se sentirán comprometidas con el programa.

Entonces, para definir los objetivos de tu programa toma el plan de la empresa y define qué habilidades, formas de pensamiento o de colaboración, etc. harían que quienes trabajan en tu organización pudieran alcanzar esos objetivos más fácilmente.

Recuerda que todos los objetivos que definas deben ser medibles en un tiempo determinado. Deben ser específicos y alcanzables.

Algunos ejemplos de objetivos que te puedes plantear:

  • Aumentar la tasa de retención de clientes en un X% para el primer semestre.
  • Reducir el porcentaje de personas que dejan la empresa en un X% durante un año.
  • Reducir el porcentaje de desviación en el logro de metas para un equipo X al mejorar su comunicación (en este caso existe una validación previa que indique que la comunicación es parte del problema para alcanzar metas).

2.- Define grupos de aprendizaje

No todo el mundo está listo para aprender lo mismo. Esto es verdad tanto para habilidades técnicas, como para habilidades blandas.

Por eso, crea grupos en base a tus conocimientos de las personas que trabajan en tu organización. Ya sea a través de tu observación o la de algunos líderes, entrevistas o evaluaciones que realices debes recabar información para identificar claramente a estas personas.

Esto te permitirá levantar información no solo para crear estos grupos, sino para conocer cómo aprende mejor cada una de estas personas y cómo se siente respecto al programa. Asimismo, la evaluación te permitirá descubrir talentos ocultos que podrán jugar un papel importante dentro del programa.

3.- Comunica tus objetivos

Parece evidente: si vamos a crear un programa para desarrollar habilidades blandas, hay que empezar por comunicar. Por eso, asegúrate de que todas las personas involucradas sepan qué se quiere lograr, cómo será el proceso y qué se espera de ellas.

Además de transmitir información, en este paso busca el feedback de los involucrados:

  • ¿Piensan que los objetivos planteados son alcanzables?
  • ¿Piensan que los objetivos planteados son relevantes para su trabajo en la organización y su carrera?

Es importante que conozcas todas las expectativas de quienes participarán en el programa para que puedas, bien ajustar tus objetivos o bien ajustar esas expectativas.

4.- Llévalo al mundo real

Ya mencionamos los beneficios de utilizar e-learning para desarrollar habilidades blandas. Pero todos sabemos que para adquirir una habilidad (especialmente una habilidad blanda) el secreto es la práctica.

Utiliza los grupos que habías definido previamente para realizar actividades y dinámicas. Con esto lograrás reforzar los conceptos incluidos en las diferentes lecciones.

Además, la experiencia de aprendizaje será mucho más personalizada y adaptada a tu realidad. En el estudio realizado por la CMI y Oxford Strategic Consulting, un 73% de los encuestados dijo que le gustaría que la experiencia digital estuviera más adaptada a ellos. Estos grupos de aprendizaje y actividades te permitirán lograrlo.

Aprovecha la iniciativa de las personas e invítalos a preparar actividades siempre que sea posible. Tal vez de este intercambio surjan ideas para llevar a cabo más adelante.

5.- Haz una evaluación continua de los resultados

¿Recuerdas esos objetivos que querías lograr? No esperes hasta el final para ver si los alcanzaste o no.

Las habilidades blandas, a diferencia de las habilidades técnicas, son difíciles de medir. Aprender una habilidad blanda implica cambios de conductas y de comportamientos.

Tu plataforma de e-learning te ayudará a realizar evaluaciones por cada lección. Así validarás que las personas realmente están entendiendo y aprendiendo los conceptos y técnicas explicados. Sin embargo, el aprendizaje de habilidades blandas no es algo que simplemente se pueda validar con una evaluación de selección simple.

Por eso el paso anterior es fundamental. Promover actividades presenciales bien definidas te permitirá evaluar continuamente si los grupos de aprendizaje están en camino a lograr sus objetivos.

Si esperas cambios en las personas, es importante definir claramente un proceso de feedback. Este proceso te debe permitir tanto transmitir información como recibir información acerca del programa y sus contenidos.

Así, podrás prever resultados y aplicar correctivos en caso de que sea necesario.

Tu turno

Ya tienes el paso a paso, ahora te toca ponerlo en práctica.

Como ves el proceso no dista mucho de uno que hubieras desarrollado para un programa presencial. El e-learning es una herramienta que facilita la transmisión y evaluación del conocimiento, pero no debes olvidar que al otro lado de la pantalla siempre hay una persona.

Las herramientas de e-learning están aquí para ayudar a las personas a crecer y mejorar. Estas herramientas permiten a las personas crear su propio espacio para aprender y controlarlo. Tomar decisiones del momento, el lugar, la velocidad, la forma cómo se aprende es el primer paso de ese proceso de crecimiento.

Si ya estás listo para comenzar a usar el e-learning en tus procesos de capacitación, acércate a Teachlr Organizaciones.

¿Quieres contarnos de tus procesos de capacitación?¿Tienes preguntas acerca de cómo incorporar el e-learning a tus procesos? Déjanos un comentario.

 


Capacita a tus empleados, clientes y aliados con Teachlr Organizaciones, la plataforma LMS más poderosa y versátil del mercado.
¡Solicita un demo guiado con nuestros expertos!

(Visited 4,104 times, 3 visits today)