Imaginemos esta situación:

Estamos buscando un nuevo trabajo. Vemos decenas de ofertas. Muchas de ellas nos exigen estudios y experiencia previa en ciertas posiciones. Pero además, nos piden que seamos creativos, que sepamos trabajar en equipo, seamos proactivos… y cualquier otra habilidad no técnica que se le pueda haber ocurrido a la empresa.

Estas habilidades no técnicas suelen ser llamadas habilidades blandas y son cada día más valoradas por las empresas. Ejemplos de estas habilidades son las que mencionamos en nuestra situación ficticia, pero también otras como el pensamiento crítico y la inteligencia emocional.

¿Cómo aprendemos habilidades blandas?

En general, el sistema educativo actual no está enfocado en desarrollar habilidades blandas y competencias. Es algo que se asume que ocurre.

El aprendizaje de estas habilidades no viene de haber visto una materia en la escuela sobre “cómo tomar decisiones” o cualquier otra de estas competencias. Viene de las experiencias que vivimos con los otros. Estas experiencias debieron habernos mostrado que es mejor hacer esto o aquello, nosotros debimos haber hecho la reflexión y aprendido.

Suena lógico, ¿no? ¿Para qué es necesario enseñar comunicación si todos los días nos estamos comunicando con otros?

Bueno, Google no opina lo mismo. Que existan 34.600.000 de resultados para el término “cursos de comunicación” muestra claramente que hay una necesidad.

cursos de comunicación

Necesitamos expertos que enseñen competencias blandas

El proceso de aprender una habilidad blanda es diferente al de una habilidad dura o técnica.

Aprender una habilidad blanda implica realizar cambios en hábitos y conductas que hemos creado durante años. Por eso, puede ser un proceso incluso más difícil que el de adquirir otro tipo de conocimientos.

Lo bueno es que existen expertos dispuestos a enseñar. Y si el proceso de aprender habilidades blandas es diferente al de cualquier otro conocimiento, el proceso de enseñar también lo es.

Existen libros que describen buenas prácticas como “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey. En ellos se puede leer sobre lo que se debe hacer, pero para producir un cambio y realmente adquirir la competencia, a veces es necesario un acompañamiento más cercano.

Cursos online y enseñanza de habilidades blandas

Los cursos online son una gran forma de llegar a un gran número de personas con una necesidad de aprender.

Sin embargo, podría parecer contraintuitivo proponer a los cursos online como medio para enseñar habilidades blandas. Después de todo, el ambiente del elearning impone una barrera física entre quien enseña y quien aprende.

Además, en muchos casos, la interacción es asíncrona. Es decir, el instructor graba el curso en un momento, lo publica y tiempo después, entra el estudiante en escena cuando toma el curso.

Pero dependiendo del enfoque que se le dé a los cursos, esto no tiene por qué ser una desventaja.

La distancia que existe entre el instructor y el estudiante puede ser utilizada a favor si se toma en cuenta que el estudiante estará en un entorno donde se sentirá cómodo. Será un ambiente que pueda escoger y adecuar a lo que necesite. Podrá estar solo, hacer muecas y ejercicios sin sentirse observado por otros.

Por otro lado, las diferencias entre los tiempos del instructor y el estudiante también pueden tener sus ventajas. Pedir al estudiante que haga una pausa o asignar una actividad para el día siguiente pueden ser formas de sacarle provecho a esta característica del elearning.

Por supuesto, existen dinámicas e interacciones en vivo que no son fácilmente sustituibles. Por eso es importante para los instructores utilizar su creatividad (sí, otra habilidad blanda) para proponer actividades que motiven a los estudiantes no solo a completar el curso, sino a que cumplan sus objetivos.

Tu turno

Sí, estimado experto en habilidades blandas y competencias, es tu turno de crear un curso online y ayudar a todas esas personas con grandes conocimientos técnicos a avanzar en sus carreras.

Tal vez no era algo que te habías planteado o tal vez ya estés utilizando medios como Youtube para compartir tus conocimientos. Sea cuál sea tu caso, queremos apoyarte. Así que aquí te dejamos una lista de algunos recursos que te pueden ser de utilidad:

¿Qué piensas? ¿Crees que enseñar habilidades blandas es una necesidad en el entorno actual? ¿Estás listo para crear un curso online con tus conocimientos?

(Visited 672 times, 1 visits today)